Cómo afecta la crisis económica el uso de batidos para adelgazar

Pese a que el término crisis es asociado con la palabra austeridad, y por supuesto lo primero que mucha vez puede venir a nuestra mente es la palabra hambruna. Lo cierto es que la crisis moderna ha comenzado a repercutir de manera un tanto diferente en lo que se refiere al aspecto físico de las personas que la viven, al menos en lo que respecta a Europa, y por ello, la gente prefiere tomar batidos para adelgazar para hacer ver que está a dieta y no existe una crisis económica en su situación familiar.

Al igual que en otras partes de lo que podemos clasificar como el mundo desarrollado, a diferencia de lo que puede ocurrir en países catalogados como del segundo y tercer mundo, la crisis acá golpea no tanto al estómago, pero si bien si al bolsillo y a la mente de los que la viven.

La posibilidad de perder tu trabajo o tener que hacer más de un turno para poder pagar una casa o préstamo que igual no te garantiza que mantendrás por mucho tiempo la propiedad sobre lo que has estado pagando pero que ahora se puso más caro. Sumado al riesgo que se considera muchas veces inminente de algo peor como un congelamiento de activos bancarios.

batidos para adelgazar

batidos para adelgazar

Pone a la gente dentro de la crisis moderna en un estado mental que por lo menos se puede tratar de clasificar como de nerviosos, por supuesto aquí también entran una serie de amalgama de otros estados mentales como la ira constante, el estrés, la tristeza e incluso depresión, pudiendo totalizar todo como inestabilidad.

Estas afecciones emocionales producto de la crisis se terminan exteriorizando a través de conductas, entre las que comer de más o simplemente descuidar cualquier cosa que tenga que ver con una ingesta sana y apropiada en cuanto a regularidad de alimentos queda en el olvido.

Básicamente en tiempos de crisis diversos estudios han apuntado a que la gente come más y peor, aumentando los índices de colesterol, y enfermedades de distintos niveles incluidas la obesidad.

Es justo en este punto cuando socialmente entra otro factor de agravante a los efectos de la crisis, las personas se ven gordas, pierden en gran medida su autoestima y también desarrollan problemas de salud lo que para muchos llegan a ser los clavos que faltaban para cerrar la tapa del ataúd de su existencia.

Demanda en aumento. Gracias a este fenómeno es que terminamos viendo como los productos para adelgazar entran al ciclo de lo que indirectamente son los efectos de la crisis económica europea y norteamericana.

Si te gustó este artículo, puedes leer otros sobre el marketing online, o sobre los negocios de mudanzas como también de los bufetes de abogados. Seguro que podrás encontrar toda la información que buscas al respecto.

Deja un comentario